Vida de una planta de albahaca II: Pachucha Lives!

  • Myddna 

Pachucha renacida

Yo estaba convencida de que Pachucha no sobreviviría a la primavera. Pero me equivocaba, y aquí tenemos a la planta de albahaca echando hojas como una campeona. Quizás no ha vuelto a su esplendor original, pero ahora que la he llevado a la terraza-invernadero junto con unas nuevas inquilinas, igual termina de revivir y la podemos usar de nuevo para darle un poco de alegría a las pizzas caseras.

De todos modos lo va a tener difícil porque hay una nueva maceta de albahaca en la escena que tiene pinta de que va a ser más bruta que pachucha

06-DSC_0113

… aunque me parece a mí que igual no era buena idea sembrar todo un sobre de albahaca en la misma maceta, preveo problemas de espacio. En mi defensa diré que ya podrían llevar las bolsas de semillas instrucciones, leches. 

También podría haberme dado por buscar y haber encontrado este compendio de consejos para plantar albahaca antes. En fin, ya veremos lo que pasa.

Las otras dos macetas que completan el trío calavera (o cuarteto, si contamos a Pachucha) son una hierbabuena y un orégano. Estas dos últimas se han hecho más de rogar y en lugar de en tres días han tardado como siete u ocho en empezar a salir. 

Esto de las plantas es terreno desconocido para mí, así que si alguien que lea esto tiene alguna idea de qué podría hacer para que mis plantas aromáticas tengan una vida feliz y relativamente larga, que me lo diga que soy toda oídos.

Seguiremos informando de los progresos vegetales :D

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.