La rosa encantada

La rosa encantada

Hay dispersiones que las empiezas porque apetece hacer algo nuevo, y hay otras que además de eso tienen un plus, porque tienes un objetivo concreto en mente.

En este caso era un regalo muy concreto para una amiga muy especial del kokoro ❤.

Se trata de una versión de la Rosa Encantada de La Bella y la Bestia, más basada en la película de animación, y hecha con papel crepé (el papel pinocho de toda la vida), lucecitas led, alambre de florista y una campana de cristal.

Toma ya.

La rosa desde arriba

El tema fue que hacerla no fue difícil, aunque sí requirió unos pocos paseos a por materiales y el proceso fue laborioso y delicado. El papel pinocho lo conocemos bastante y hay, como en todo, del bueno y del malo. Y si, una de las cosas más raras de encontrar fue el “alambre de florista” para hacer el tallo. Pero voy por partes.

Los materiales

El papel crepé lo conseguí en una papelería muy grande que tenemos en Zaragoza, donde por suerte tienen el papel básico de Cartotecnica Rossi. Es barato y tienes para dos vidas. El de los bazares estira demasiado poco, y es muy parecido al de Canson, que tampoco es muy allá para hacer flores.

El alambre de florista es un suministro específico para arreglos florales. Está disponible en Amazon, pero en cantidades industriales que no tenía previsto gastar por ahora. Como desde hace unos meses conozco a una florista que está cerca de casa le pregunté si tenía alambre para venderme y, aunque no lo suele vender como parte de sus productos de la tienda ella obviamente lo utiliza. Según me comentó, conoce que se utiliza en diversas manualidades y le vende de vez en cuando a alguna clienta. Muy maja ella me vendió cuatro alambres y un rollito de cinta de florista para acompañar y hacer el tallo bien hecho, además de enseñarme como se colocaba correctamente. Si es que es un amor esta mujer.

La campana de cristal con lucecitas vino de Amazon, porque después de patearme media Zaragoza sólo encontré una en Muy Mucho y me rompía un poco el banco (además era demasiado grande).

Utilicé un poco de polvo de mica Pearl-Ex en un par de tonos (uno un poco dorado para las hojas y otro un poco violeta para los pétalos) para darle un toque brillante en algunas partes, aunque no sé si se aprecia en las fotos.

Finalmente, utilicé unas cuentas de madera gorditas para hacerle los pies a la campana, y la pistola de pegamento para unirlo todo. Viva la pistola de pegamento. El mejor invento después de la cinta de doble cara (que ahora que me acuerdo, fue lo que utilicé para pegar los pétalos a la base).

Detalle de uno de los pétalos de la base

El método

Hubo un par de pruebas “beta”. La primera fue con este vídeo de Lia Griffith, y la definitiva fue con la misma técnica con el patrón ligeramente modificado por mí (con los pétalos un poco más achatados). Os lo dejo por aquí por si os interesa.

El resultado

El regalo cumplió su cometido, y esta lamparita a pilas se encuentra en casa de su dueña, una fan total de La Bella y la Bestia desde principios de Marzo (antes de quedarnos confitados en casa).

¡Espero que aguante mucho tiempo el invento!

Bella y Bestia soooooooooon (aquí sí que se ven un poco los brillis)

Myddna

Soy Ingeniera en Informática (actualmente desarrolladora web) y Dispersa en general en mis ratos libres. Publico cuando el resto de cosas de la vida me deja y, sobre todo, cuando me apetece :)

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top