Receta: Madalenorros de limón

DSC_0084

Esto de la constancia lo llevo realmente mal. Podría empezar a poner mil excusas: que si el calor, que si el cansancio, que si esto, que si lo otro… Simplemente este mes no tenía ganas de ponerme a hacer fotos y escribir posts, porque cosas sí he hecho. Excepto el Reto Pinterest de Junio. Lo intenté, hasta fui a por pintura para telas… pero ni encontré pintura ni encontré telas. Un fracaso. A ver si para el siguiente lo tengo más fácil.

Una de las cosas que he hecho ha sido probar ya unas cuantas veces el nuevo trastito: en un par de pizzas, cada una mejor que la anterior, y en un par de hornadas de magdalenas.

Las primeras magdalenas fueron las mini de chocolate y café (es una receta de cupcakes, con mantequilla, pero sin decorar, que particularmente al señor @Pryrios le encantan)

Y las segundas son las que adornan hoy este post: unas magdalenas clásicas de limón. Aunque con lo gordas que han salido, podemos decir que son Madalenorros de limón con la M bien mayúscula.

La receta no la reproduciré hoy aquí porque no ha sufrido cambios respecto a la original, que es la que encontré (una vez más) en Directo al Paladar. Esta vez fui buena y les hice caso en todo, excepto en el tema de moldes que iba con mis bandejitas y mis papelicos de colores :D.

Como nota curiosa, nunca había probado a hacer magdalenas montando las claras a punto de nieve. En casa lo que se suele hacer es juntarlo todo y a correr. Hacerlo como dicen cuesta un ratillo más, pero con la batidora se hace muy rápido y el resultado merece la pena porque quedan muy esponjosas y jugosas.

El horno esta vez se ha portado de unas maneras un poco extrañas. Mientas que en la mitad derecha todas las tandas de madalenas subieron con normalidad, quedando el copete bien redondeado, en la mitad izquierda subían, se les quedaba la parte de arriba plana, y luego terminaban de subir inclinadas cual «Torre de Pizza«, dando un efecto de «madalena sacando la lengua» bastante curioso.

Está mu loca, eh?

Está mu loca, eh?

Sospecho que puede haber sido porque, como los primeros 5 minutos lo ponía a 200ºC, en ese lado izquierdo la temperatura subiera más de la cuenta, ya que es ahí donde empieza la resistencia de arriba del horno. La capa superior se hacía demasiado rápido, y luego lo de dentro subía más lentamente y empujaba la parte superior, haciendo las «lenguas».

De todos modos queda gracioso y siguen estando igual de ricas aunque sean un poco deformes :)

Etiquetas:

1 pensamiento sobre “Receta: Madalenorros de limón”

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.