Receta: Brioche casero clásico

  • Myddna 

¿Por qué pan de brioche casero? El sábado pasado, por la mañana, me apeteció para desayunar pan de brioche en rebanadas, como el que venden vendían en el Alcampo. Durante una temporada estuve en modo adicción con esas rebanadas, y supongo que la nostalgia me vino en forma de hambre. Ese pan de brioche está realmente bueno, sobre todo pasado por el tostador. No necesita nada más… (para qué, si ya lleva a cuestas un kilo de mantequilla). 

El caso es que no tocaba comprar ese día, así que empecé a investigar por los Internets para ver si podía hacerlo yo. Y por lo que parece sí he podido, aunque algún ajuste necesita seguro están bien buenos.

Tras evaluar varias opciones me fui a lo más clásico que pude encontrar por la red. Esta receta de brioche que os presento hoy está sacada de «Un Dejeuner de Soleil«. No sé mucho francés, pero entre la intuición y Google Translator he podido entender lo suficiente como para poder traducir lo básico (los consejos ya no, nos limitaremos por ahora a la receta final en sí…)

10 - Miga de brioche

La masa que sale da unos panecillos esponjosos, ni muy dulces ni muy salados. La mantequilla se nota y la levadura fresca de panadería también, aunque ésta quizás se apodera demasiado y en este caso igual habría sido mejor utilizar levadura seca de panadero, o una combinación de las dos.

Aquí dejo unas fotos del proceso, y a continuación la ficha de la receta del pan de brioche casero :). Tiene mucho tiempo de reposo (y de amasado si no tienes amasadora) pero… ¡merece la pena!

Y la ficha imprimible :D

Brioche clásico
Raciones 4
Unos deliciosos bollos de mantequilla, perfectos para tomar tibios, sólos o acompañados de dulce o salado ¡Pegan con todo!
Escribe una opinión
Imprimir
Para la masa
  1. 250g de harina de fuerza
  2. 125g de huevos enteros (dos huevos L suelen llegar)
  3. 125g de mantequilla cortada a taquitos
  4. 30g de azúcar
  5. 5g de sal
  6. 4g de levadura seca de panadería o 12g de levadura fresca de panadero
Para dorarlos
  1. 2 yemas de huevo batido
Instrucciones
  1. Si se usa levadura seca de panadero, activar la noche anterior con una cucharada de agua tibia.
  2. Mezclar la levadura con la harina y la sal
  3. Incoporar los dos huevos enteros batidos, un par de cucharadas cada vez, y mezclar hasta que están integrados en la masa (quedará migoso)
  4. Trabajar la masa hasta que se despegue de las paredes del recipiente.
  5. Incorporar en 5 o 6 tandas la mantequilla a temperatura ambiente. Entre tanda y tanda la mantequilla ha de quedar bien absorbida.
  6. La pasta debe quedar suave y despegarse de las paredes. Si la harina no tiene suficiente gluten, quedará todavía pegajosa y deberemos ir incorporando poco a poco más harina hasta que quede suave pero no pegajosa.
  7. Formar una bola, cubrir el recipiente con papel de film y dejar levar en un entorno tibio (20-25º) durante dos horas. La masa debería quedar al doble de volumen después de haber levado.
  8. Amasar la masa sobre una superficie de trabajo enharinada para expulsar el gas que se ha formado. Darle la forma que se quiera y colocar en un molde (también se puede dejar en la placa del horno y colocar después en moldecitos).
  9. La masa debe hacer un segundo levado. Puede ser dentro del frigorífico durante unas 15 horas, o como la mitad a temperatura ambiente (yo no tenía sitio en el frigo...)
  10. Una vez transcurrido el tiempo necesario, darle la forma definitiva a la pasta. Dejar reposar de nuevo como una hora para que vuelvan a inflarse un poquito.
  11. Precalentar el horno a 190ºC. Pintar con las yemas de huevo la superficie de los brioches.
  12. Cocer en el horno entre 20-30 minutos, aunque con 15 es suficiente si has hecho brioches tamaño bollito o madalena. Quedarán bien inflados y dorados.
  13. Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Sobre las levaduras
  1. Para no tener un sabor fuerte a levadura, es mejor utilizar levadura seca de panadería o bien poner mitad de levadura seca y mitad de levadura fresca.
Sobre el acompañamiento
  1. Saben muy ricos tanto con mermeladas como con quesos, y sobre todo están muy buenos tibios.
Adaptado de Edda - Un déjeuner de Soleil
Dispersiones https://dispersion.es/
Etiquetas:

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.